Cuando las cosas se salen de madre, siempre llega alguien capaz de controlar la situación... ¿o no?.