Chuso, Simón y las telecomunicaciones de la embajada...